Es posible calcular la madurez digital de las empresas

indice madurez digital

En un entorno cada vez más digitalizado, las empresas se encuentran con la necesidad de adaptarse al cambio. El reto es dar respuesta a nuevas necesidades de los clientes, a integrar nuevos procesos internos de gestión, control y producción y en establecer nuevas formas de comunicación.

Para ayudar a las empresas en este proceso, hay empresas como PeopleCentric, que ofrecen servicios de transformación digital e innovación para empresas que están en este momento de cambio y tienen necesidades de adaptación a la tecnología.

Debido a la coyuntura actual, provocada por la crisis del coronavirus, existe una crisis social y económica, hecho que ha hecho que las empresas se den cuenta de que no estaban en el punto que deberían en cuanto a transformación digital. Para eso sirve el índice de madurez digital

El índice de madurez 

Necesitas conocer en qué punto se encuentra tu empresa para poder llevar a cabo las medidas necesarias.  La mayoría de las empresas no destinan una parte importante de su presupuesto a transformarse digitalmente, en nuestra opinión, un grave error que se pone de manifiesto en situaciones como la que hemos vivido en los últimos meses en que las empresas no estaban preparadas.

Conocer el índice de madurez digital de tu empresa, significa conocer exactamente la situación actual y que nuevas oportunidades puedes tener y debes aprovechar para evolucionar. Una vez estudiando el índice, una empresa debe plantearse estas preguntas ¿en qué punto me encuentro y dónde quiero llegar?  ¿principales debilidades? ¿oportunidades de negocio? ¿puedo diferenciarme gracias a lo digital?

Aplica el design thinking

Gracias a este análisis sobre la madurez, tenemos una visión general de la empresa, y es posible marcarse objetivos en cuanto a la transformación digital. 

Seguir la metodología design thinking, posteriormente al analisis, permitirá unir el pensamiento de diseño con el analítico, la empatía con los usuarios y la gestión directiva para resolver problemas reales de la empresa que lleguen a las personas. 

Esta metodología, debe aplicarse tanto por empresas que comiencen con la transformación digital, como organizaciones tradicionales que detecten que sus usuarios demandan plataformas tecnológicas para satisfacer sus necesidades. El éxito se conseguirá si se consigue seguir una hoja de ruta definida con unos objetivos marcados.

Sigue la hoja de ruta, comienza el viaje de la transformación digital e innova.